Viaje al Algarve (5 – 8 de agosto 2016)

La idea de escribir un blog surge en este viaje por el Algarve que pasaré a contaros. Ya había pensado en hacerlo en varias ocasiones, pues al planear mis viajes lo que me resultaba de más ayuda eran las experiencias que contaban los demás. Finalmente, animada primero por mi cuñada Maika y después por mi prima María, me he decidido a hacerlo.

Este viaje por el Algarve ha tenido una duración de tres días y tres noches y he ido acompañada por mi prima María y su amiga Silvia. Ha sido una pequeña escapada que hemos podido permitirnos dada la cercanía de nuestro lugar de residencia, San Fernando (Cádiz), situado a unas 3 horas 45 minutos en coche del destino elegido para situar el campamento base, el pequeño pueblo de Lagos.

¿Y por qué Lagos?

Es una pregunta que los propios portugueses nos han hecho en múltiples ocasiones. Yo diría que Lagos mezcla ese encanto de pequeño pueblo pesquero, de casas bajas y calles tranquilas, con un animado centro de calles peatonales que, con su gran oferta de animación callejera, restaurantes, bares y pubs, ofrece multitud de posibilidades. Todo esto sin llegar a ser un destino agobiante en cuanto a la afluencia de turistas, ni tener la vida nocturna que ofrecen ciudades como Albufeira o Portimão.

Aparte de lo señalado anteriormente, lo que terminó de convencernos de que Lagos era nuestro sitio fue el alojamiento, que encontramos en Booking: Casa Sousa. Primero por su precio: una habitación cuádruple, tres noches, por 264 €, con cocina compartida y patio interiorsegundo por su ubicación: en pleno centro de Lagos, pero fuera del bullicio. Si buscas tranquilidad sin los lujos que pueden ofrecerte un hotel o un resort, este es tu sitio.

Antes de continuar me gustaría hablaros de los peajes. La carretera que recorre todo el Algarve (A22) cuenta con un sistema electrónico de peajes, es decir, no tienes que pararte a pagar sino que pasas por unos arcos que detectan la matrícula de tu coche. Se pueden pagar de dos formas, asociando la matrícula del coche a una tarjeta de crédito, de modo que cada vez que pases por los arcos te lo cargan a la tarjeta o bien comprando una tarjeta prepago. Nosotras optamos por la primera opción, ya que no sabíamos cuanto íbamos a gastar. Hay muchos peajes pero la mayoría no llega ni a un euro. Toda la A22 hasta Sagres, supondría unos 10 € de peajes en total.

Siguiendo con el viaje, tampoco lo llevábamos planeado de cabo a rabo, teníamos una pequeña idea de qué queríamos ver y hacer, pero siendo totalmente flexibles.

Día 1: Lagos

Tras encontrar nuestro alojamiento y hacer un almuerzo rápido allí mismo, nos dirigimos a una de las playas más famosas del pueblo de Lagos, la Praia de Dona Ana, una pequeña cala de acantilados rojizos y aguas cristalinas que nos enamoró al instante. Tiene un aparcamiento antes de la bajada, pero es pequeño, aún así no es muy difícil encontrar aparcamiento en las inmediaciones.

image
Praia de Dona Ana

Una vez allí, pudimos observar que desde la propia playa salían embarcaciones en dirección Ponta da Piedade, otra de las maravillas que ofrece la región de Lagos, formada por acantilados y rocas que, debido a la erosión provocada por el agua, han formado con el paso de los años un paisaje inigualable. El paseo en barco cuesta 15 € por persona y dura unos 30 minutos. También se puede hacer la ruta partiendo del muelle del pueblo. En mi opinión, un imprescindible en la visita al Algarve.

image
Paseo en barco por Ponta da Piedade

Día 2: Sagres

En nuestro segundo día en el Algarve decidimos trasladarnos al pueblo de Sagres, destino surfero por excelencia de esta zona de Portugal y situado a unos 35 minutos en coche desde Lagos. Ya en la carretera de entrada al pueblo se puede sentir el espíritu surfero, a mí me recuerda mucho a la entrada al pueblo de Tarifa, con las tiendas de surf situadas a un lado y otro de la carretera.

Nuestra primera parada fue la Fortaleza de Sagres, con sus imponentes acantilados azotados por las olas y el viento, ofrece una vista impresionante:

image
Vista de la Praia do Tonel y el Cabo San Vicente (al fondo) desde la Fortaleza de Sagres

Si quieres entrar en la Fortaleza hay que pagar una entrada de 3 €, en nuestro caso decidimos no entrar y buscar algún sitio en el que pudiéramos degustar un menú típico portugués.

En la búsqueda de un buen restaurante nos topamos en la web con la recomendación del blog Guía y Blog de Viajes, el Restaurante Meridiano, situado en la carretera de entrada al pueblo y que encontramos rápidamente con la ayuda de San Google Maps. Allí pudimos degustar un riquísimo bacalao dorado y un arroz de marisco para dos personas (pero del que comen de sobra 3), todo ello acompañado de un vino blanco de la casa y que concluimos con un rico tiramisú casero. Todo por 53 €.

image
Bacalao dorado
image
Arroz de marisco

Tras el almuerzo, nos dirigimos a la Praia do Beliche, la más occidental y cercana al Cabo San Vicente y una de las preferidas para la práctica del surf. Destacan en ella sus grandes acantilados, la vista del cabo y las grutas que se llenan de agua al subir la marea, dejando un paisaje precioso. Para acceder a ella hay que bajar (¡y luego subir!) una larga escalinata de piedra que se va complicando cada vez más, por lo que si piensas ir muy cargado o con niños no es la más aconsejable.

image
Gruta en Praia do Beliche

Recomendación personal: Vale la pena pararse a tomar una cerveza (2,50 €) en el chiringuito situado al final de la escalinata, disfrutando de las vistas y de esos olores que salen de la barbacoa. No comimos allí, pero el pollo a la brasa tenía una pinta…

image
Vistas desde el chiringuito

Desde allí nos dirigimos a nuestra última parada en Sagres: el Cabo San Vicente, para contemplar la puesta de sol. En la antigüedad, se pensaba que el Cabo San Vicente suponía el fin del mundo y que no había tierra más allá, y no me extraña, vale la pena contemplar cómo el rojo sol parece hundirse en aguas del Atlántico.

image
Cabo San Vicente
image.jpeg
El sol y el Océano Atlántico

Recomendación personal: La puesta de sol es casi un ritual en este punto de Portugal por lo que aconsejo, primero, llegar relativamente pronto para coger un buen sitio, y segundo (y más importante) llevar ropa de abrigo, sí, abrigo. Aunque durante el día te hayas derretido de calor, te aseguro que aquí vas a necesitar una buena sudadera para no pasarlo mal mientras el sol se va escondiendo.

Día 3: Praia da Marinha (Lagoa) y pueblo de Carvoeiro 

En nuestro tercer día (y último) en el Algarve nos dirigimos hacia  Lagoa, concretamente a la Praia da Marinha, a unos 40 minutos en coche desde Lagos. Para mí, la playa más bonita del Algarve. Ya había tenido la oportunidad de conocerla 5 años atrás, pero es una playa que nunca deja de sorprenderme. Sigue teniendo la estructura habitual de las playas del Algarve, con sus enormes acantilados y grutas, pero el toque especial se lo dan los dos arcos que la caprichosa naturaleza ha querido formar entre sus piedras.

image
Praia da Marinha

Recomendación personal: Para los más aventureros, y si la marea lo permite, recomiendo acercarse a los dos arcos, escalando un poco entre las rocas, para contemplarlos desde cerca.

image
Detalle arcos en Praia da Marinha

Tras pasar la mañana en la playa, decidimos dirigirnos al pueblo de Carvoeiro, situado a 15 minutos, para almorzar.

image
Carvoeiro

Se trata de un pequeño pueblo situado en un acantilado sobre el mar que a mí personalmente me sorprendió por su belleza y por un momento me trasladó a las costas italianas. También quedé sorprendida por la presencia de tantos turistas. En definitiva, un pueblo con mucho encanto que bien podría haber sido nuestro campamento base.

En la búsqueda de un restaurante para comer, Internet no nos dio mucha información, así que al final decidimos optar por uno situado en el centro y a pie de playa, el restaurante O Barco. El servicio fue un poco lento y, dada la ubicación, esperábamos que no fuera muy barato. Pedimos una ensalada mixta (4,50 €), que en Portugal siempre suele llevar pepino, un plato con seis sardinas a la plancha (12 €) y un plato de pollo al piri piri (11 €), una salsa típica portuguesa apta para los amantes del picante, aunque en este caso a nuestro pollo le faltaba mucho piri piri. Acompañamos la comida con cervezas Sagres (4,40 € cada una) y una riquísima sangría de vino blanco (15 €). El precio de la comida, como veis, es asequible (aunque los platos no son nada del otro mundo) pero te clavan en la bebida. Personalmente, no sería un restaurante que yo recomendaría.

image
Ensalada mixta y sardinas
image
Pollo al piri piri

Tras el almuerzo y un baño en la playa con unas enormes olas, volvimos a Lagos para un último paseo por el pueblo y cena. Esa noche nos apetecía salir de la comida típica y cenar en una pizzería. Elegimos la pizzería Giovanni, especializada en pastas, pizzas y burguers según rezaba el letrero. Decidimos probar todas las especialidades y pedir un plato de spaguetti a la carbonara que estaba riquísimo, una pizza Diavola (con piri piri) muy buena y una hamburguesa con bacon que no nos gustó nada. Todo ello acompañado por tres bebidas (dos botellas de agua y un Nestea), por 33,25 €, bastante bien de precio.

image
Cena en restaurante Giovanni

Día 4: Vuelta a casa

Para aprovechar el viaje de vuelta decidimos hacer una parada en Faro, ya que nos pillaba de camino (a una hora de Lagos), para visitar la Iglesia del Carmen (Igreja do Carmo) y en particular la Capela dos ossos (Capilla de los huesos). No es tan famosa como la situada en Évora, pero merece la pena visitarla por la curiosidad de su estructura, formada íntegramente por los huesos de unos 1000 monjes carmelitas.

image
Capela dos Ossos

Y hasta aquí llegó nuestro viaje por el Algarve, espero que os haya servido de ayuda para planear el vuestro.

¡Un saludo y espero que nos leamos pronto!

Anuncios

2 comentarios sobre “Viaje al Algarve (5 – 8 de agosto 2016)

Responder a rofalcon84 Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s