Excursión de un día a Tánger con la empresa FRS

¡Hola de nuevo! Hoy vengo a contaros mi experiencia con la empresa FRS y sus excursiones organizadas de un día a Marruecos. Y desde ya os anticipo que lo que os voy a contar no es muy positivo.

img_0400

Entre las muchas maravillas de vivir en Cádiz, se encuentra la posibilidad de poder pisar el continente africano en tan sólo un par de horas de viaje, así que mis amigas y yo (un total de seis chicas) decidimos lanzarnos a pasar un día en Tánger. Según estuvimos leyendo en Internet, existen varias empresas que ofrecen este tipo de excursiones organizadas de un día. En nuestro caso, finalmente elegimos hacerlo con la empresa nombrada, que ofrecía dos tipos de excursión a Tánger:

  • Tánger Basic 1 día por 49 €

img_0398

  • Tánger Cultural 1 día por 59 €

img_0399

Por una una diferencia de tan solo 10 € pensamos que la segunda opción (Tánger Cultural) resultaba más completa y llamativa, así que la reservamos vía e-mail y la pagamos mediante transferencia bancaria (también es posible hacerlo pagando con tarjeta de crédito, pero la opción de la transferencia me pareció más segura). La respuesta a los correos electrónicos fue siempre rápida, pero en el momento de hacer la transferencia y recibir el pago dejaron de responderme a un e-mail en el que yo preguntaba si era necesario tener pasaporte o valía simplemente con el DNI en vigor. No di importancia en principio a la falta de respuesta y decidimos preguntar por teléfono por si acaso. Puedes viajar solo con el DNI, al estar incluido dentro de una lista de pasajeros, si quieres ir por tu cuenta, sí necesitas pasaporte.

Llegamos al día elegido y nos desplazamos a Tarifa. Nuestro ferry salía a las 11 y pensábamos que íbamos con tiempo (de San Fernando a Tarifa hay aproximadamente 1 hora), pero al llegar a Tarifa y tras serios problemas con el aparcamiento, llegamos a la ventanilla a las 10:55 h con el papel de la reserva en la mano y casi sin aire. Justo delante de nosotras, dos personas también habían llegado justas de tiempo y recogían sus billetes antes de salir corriendo al ferry, el muchacho de la ventanilla nos tranquiliza diciendo que “ahora nos atiende” y justo cuando llega nuestro turno (siguen siendo las 10:55) su simpática compañera cambia el cartel de salida de las 11:00 h por el de las 13:00 h y nos grita (sí, grita) en nuestras narices que el embarque está cerrado. Tras una conversación poco agradable, la chica nos dice que para embarcar hay que estar 45 min antes (información que nunca nos dieron en los diversos e-mails que intercambiamos) y que el embarque cierra 5 min antes de la salida.

Reconocemos, evidentemente, que llegamos un poco apuradas de tiempo, pero el trato desde luego dejó bastante que desear. Quitarnos un cartel en plenas narices y a gritos no creo que sea un buen trato al cliente precisamente. La cosa se agrava cuando relleno una hoja de reclamaciones y desde la ventanilla me dicen que esa hoja “irá a una montaña de papeles en la oficina”, tirando por tierra todos los derechos del consumidor.

Tras varios minutos de “conversación” deciden ofrecernos una alternativa (a todo esto son ya casi las 11:30 y el ferry sigue en el puerto sin poder salir por niebla y problemas técnicos), ya que ese el único día que podemos realizar la excursión, nos ofrecen cambiar el viaje contratado, Tánger Cultural, por el de Tánger Basic, alegando que casi la misma excursión por 10 € menos (la diferencia nos la devuelven en 15 días a la cuenta bancaria desde la que se ha realizado el pago anterior). Como es nuestra única opción, la aceptamos (el ferry sigue sin salir de puerto y finalmente lo hace a las 11:50 h, 55 minutos más tarde de nuestra llegada al puerto). Finalmente partimos hacia Tánger a las 13:00 h (hora española, en Tánger hay una hora menos) con hora prevista de vuelta a las 18:00 h, hora de Tánger, o 19:00 h hora española.

Una hora más tarde (por fin) nos encontrábamos en Tánger, junto al resto de personas que formaban parte de nuestro grupo (creo que éramos unos 14) así que mejor olvidar el mal trago y empezar a disfrutar del día. A nuestra llegada al puerto de Tánger nos recibe la que se hace llamar nuestra “asistente de viaje”, Cristina, la cual nos presenta al que será nuestro guía, un señor de origen marroquí que habla español e inglés.

Nuestra primera parada es frente a las murallas de la Kasbah, o la vieja medina de Tánger, en la que nos adentramos a paso ligero con nuestro veloz guía, que no nos deja pararnos siquiera a tomar una foto. Impresionan esas calles tan estrechas donde se mezclan humildes casas que, con sus puertas abiertas a la calle nos permiten disfrutar de una gran variedad de olores típicos, con minúsculos talleres repletos de trastos, donde trabajadores (hombres, en su mayoría) realizan trabajos artesanales.

img_1432
Medina, Tánger (Marruecos)

A paso ligero, llegamos al restaurante para degustar el típico almuerzo marroquí incluido en la excursión (las bebidas no se incluyen, pero puedes pedir cerveza o vino por 2,50 € y agua por 2 €). La decoración era típicamente árabe, con sus arcos y azulejos que recordaban a los patios andaluces y de la música ambiente se encargaba un grupo de simpáticos músicos que se ganaron con creces su propina.

img_1349
Grupo de músicos del restaurante

El servicio es rápido, por no decir rapidísimo, tanto que te sirven un plato sin haber acabado aún el anterior, supongo que para que la mesa quede pronto libre para un nuevo grupo de turistas. En cuanto al menú, consistía en una sopa árabe con un ligero sabor picante y un toque de canela:

img_1343

Un pincho moruno:

img_1344

Un plato de cous cous con verduras y pollo:

img_1345

Un postre que me recordaba mucho a los pestiños navideños y que me encantó, a pesar de no ser muy amante de los dulces:

img_1346

Y, para rematar, un té moruno, que en mi caso tuve que dejar entero pues nuestro guía vino a recogernos para seguir con la visita y tuve que elegir entre ir al baño o tomarme el té. En total tuvimos unos 30 minutos para degustar un aperitivo, primer plato, segundo plato, postre y té… La comida estuvo aceptable, pero lo que se dice disfrutar de ella no nos dio mucho tiempo…

img_1347

A esto eran ya casi las 15:00 h (hora de Tánger) con lo que nos quedaban 3 horas para poder descubrir las maravillas de la ciudad de Tánger… O eso creíamos…

Nuestro guía os indica que vamos a ir a una “galería de arte” que resulta ser un bazar donde se vende cerámica y en el que varios hombres te van persiguiendo, por si te ven interesado en algún artículo y consiguen endosártelo tras el tradicional regateo.

img_1361

Tras dar una vuelta por el bazar, nos lleva según él a ver más arte, que traducido a nuestro idioma resulta ser a una tienda de alfombras, donde varios hombres nos empiezan a sacar una gran variedad de alfombras que desean, por supuesto, vendernos.

img_1496

Cuando ya pensamos que de verdad vamos a ver algo de la ciudad, se produce para mí la parte más surrealista de la visita, nos llevan (solo a las mujeres del grupo) a una especie de parafarmacia, donde un marroquí comienza a sacarnos todo tipo de cosméticos: que si aceite de argán, que si rosa mosqueta… tras lo cual nos entregan unas bolsas de plástico y empieza una especie de subasta… “¿quién quiere crema corporal? ¿Quién quiere aceite para el cabello?”… Ya son las 16:30 h (en Tánger) y aún no hemos visto casi nada de la ciudad…

Cuando salimos de la parafarmacia nos prometen un poco de tiempo libre por el zoco, al menos podemos llevarnos un souvenir, pensamos… Pues bien, el tiempo libre consistió en 10 minutos, tras los cuales volvimos a salir corriendo hasta un autobús que nos esperaba para enseñarnos una vista panorámica de la ciudad de Tánger.

img_1495

Nos trasladan a lo que nos describen como El Barrio Rico y, tras una parada para hacernos una foto con unos camellos o dar una vuelta en ellos si queremos por 2 €, nos trasladan al puerto de Tánger para la vuelta en barco dando por finalizada la visita guiada, a las 17:15 h (hora de Tánger).

img_1374

A todo esto, nuestra “asistente de viaje”, Cristina, que no había aparecido por ningún sitio desde que nos dejaron en el restaurante, hace más de tres horas, hace su aparición con su brazo tatuado con henna y comenta que nos ha visto “pasar corriendo por el bazar mientras se tomaba un café y luego nos ha perdido de vista”.

Tras intercambiar impresiones con ella, nos dice que nos quedemos en la sala de espera del puerto y que la esperemos para subir al barco, que parte a las 18:00 h. En ese momento son las 17:30 h y decidimos esperar pacientemente hasta que dan las 17:45 h, momento en el que recordamos la experiencia de la mañana, donde no nos dejaron subir al barco por llegar 5 minutos antes de la salida… A lo lejos vemos a Cristina esperando a otro grupo y decidimos ir al barco por nuestra cuenta, para no quedarnos en suelo marroquí tal y como nos quedamos en suelo español por la mañana. Al intentar subir al barco, nos resulta imposible, pues algunas de mis amigas viajaban solo con DNI y necesitaban que la “asistente de viaje” estuviera presente para mostrar la lista de pasajeros.

En ese momento son las 17:58 (hora de Tánger) y 18:58 h (hora española) y aún no hemos subido al barco. Resulta entonces que sí se puede subir hasta 1 minuto antes después de todo…

img_1377
Cristina no aparece y aún no hemos subido al barco

Cristina llega y nos echa la bronca por no haberla esperado (muy amable también). Cuando le contamos nuestra experiencia de la mañana su respuesta es “esto no es España”, con un trato muy lejos de ser amigable.

Y hasta aquí nuestra experiencia… Fuimos a Tánger, sí, pero nos volvimos con la sensación de no haber visto nada de la ciudad y con la firme creencia de que los servicios que ofrece FRS son, cuanto menos, mejorables, sobre todo en lo que se refiere al trato al cliente.

Espero contaros pronto otra experiencia más positiva.

¡Hasta la próxima aventura!

Anuncios

Un comentario sobre “Excursión de un día a Tánger con la empresa FRS

  1. Madre mía… De leerlo me he estresado!!! A mi que me gusts llegar a los sitios con tiempo suficiente, me dicen que no puedo subir al ferry y me da algo jajajaja. Muy buen post!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s